El amor verdadero

<   Se acabo el amor...donde quedaron aquellas promesas de amor eterno?....Es que el amor verdadero puede acabarse..................La semana pasada tuve la oportunidad de compartir con mas de una docena de parejas ilusionadas a punto de casarse, algunas reflexiones sobre el matrimonio y la vida de parejas.

 

   Pero siempre queda un requiscio para la duda, en el sentidode que tal como esta la vida, siempre hay miedo de que un dia puedan fracasar, a pesar de la ilusion que ahora tienen.

 

    Hay una frase que se oye con mucha frecuencia cuando se rompe un matrimonio " se acabo el amor". Ahora donde quedaron aquella promesas de amor eterno?.  Es que realmente el amor verdadero puede acabarse.

 

  Quizas para poder responder. Habra que dar una definicion del amor. Y hay que reconocer que bajo esta hermosa palabra se esconden significados muy diversos y a veces contradictorios.

 

  se puede llamar amor a una sensacion placentara y en el fondo egolatra, o a la entrega mas generosa y desinteresada.

 

   Por esos los griegos usaban tres palabras diferentes para hablar del amor: eros, filos y agape. Y pensamos que para que el amor matrimonial sea perfecto  deben estar presentes las tres modalidades.

 

   En el primer caso. la palabra eros tiene que ver con la atraccion fisica o corporal. No deja de ser imprescindible como motor de arranque. Si no existira esta dimension, el matrimonio se haria muy poco apeticible y un poco cuesta arriba. Pero evidentemente esto no lo es todo y aveces resulta muy engañoso. De manera que si solo existiera este tipo de amor, una vez que se acaba esta emocion parece que se acaba todo.

 

    Hay una segunda modalidad el filos, que es el componente de la amistad. Es imprescindible que los esposos sean buenos amigos, que les guste hablar, dialogar, conocerse, ayudarse. La verdadera amistad tiende siempre a ser mas duradera que la mera pasion. Para mantener una buena relacion de pareja, se deberia cultivar una buena amistad.

 

   Pero hay una tercera palabra que no podemos olvidar, es la que en griego se dice agape y taducido al castellano se dice caridad. Quizas alguien pueda pensar que caridad es algo asi como dar una limosna o compadecerse del necesitado y que tiene poco que ver con el amor de pareja. Pero la verdadera muerte del amor matrimonial es cuando desaparece la caridad con el otro miembro de la pareja..Cuando uno ya no es capaz de amar sin esperar nada a cambio, cuando uno no es capaz de perdonar, de entregarse, de sufrir por la otra persona. Es el verdadero amor cristiano. El amor es paciente es afable, no tiene envidia, no se jacta ni se engrandece, no es grosero, no busca lo suyo, no se exaspera, ni lleva cuenta del mal, no simpatiza con la injusticia, simpatiza con la verdad.....ese es el amor verdadero